No creo en el branding

Comentario Branding Percepción

Branding Percepción
No creo en el branding

He oído a personas decir que no creen en el amor, no creen en el matrimonio, no creen en alguna religión y por supuesto, también he oido que no creen en el branding. Pero ¿realmente crees que es algo en lo que se pueda creer? Por que yo, sinceramente, no creo en el branding.

EL BRANDING NO ES CUESTIÓN DE FE

¿Y sabes por qué no creo en el branding? Porque no es una cuestión de fe. No es como una religión, en la que se puede creer o no hacerlo. Es un método, es una forma de trabajar, y es, en realidad, el futuro de muchas empresas que trabajan su marca hoy en día.

Imagina que alguien te dice que no cree en la gravedad, porque no la ve. Pero todos sabemos que no hace falta verla para notar sus efectos. El branding es igual: cuando se aplica en una empresa y notamos como aumentan los beneficios, como los clientes compran más o conocen más la marca o que conseguimos ciertos objetivos, estamos notando los efectos del branding.

Así que no, no creo en el branding. Confío en un método probado por muchos profesionales para conseguir objetivos y se que cuando se trabaja bien, da resultados.

Tampoco te voy a decir que confíes en mí ni en lo que escribo ciegamente. Por eso, te voy a dar dos de mis mejores argumentos para confiar en el branding para dar solución a los problemas de comunicación de las empresas

SÓLO HAY UNA OPORTUNIDAD PARA DAR UNA BUENA PRIMERA IMPRESIÓN

Te voy a poner en situación antes de nada. Imagina que estás acatarrad@ y mañana sales a la calle sin pañuelos y necesitas, urgentemente, limpiarte la nariz. Tu única opción es pedírselo a alguien por la calle. Entonces empiezas a mirar las personas con las que te cruzas y empiezas a valorar quién, por su aspecto, su forma de vestir, de caminar o su forma de hablar si va acompañad@ puede llevar pañuelos y no tenga problema en darte uno. En esa situación, tu objetivo es conseguir un pañuelo.

¿Qué estás haciendo en ese momento? Pues aunque suene mal, estás juzgando a todos los que están a tu alrededor. Y seguramente si tienes una opinión de un completo desconocido, hasta que no te acerques y profundices “esa relación” no vas a tener la oportunidad de confirmar si lo que piensas es correcto o no lo es. Puede que incluso, veas a alguien que no esté en su mejor día y no se lo pidas porque creas que es borde o no te resulte agradable acercarte a esa persona. Y simplemente, le estás juzgando por lo que has visto en un instante dentro de un mal día dentro de toda la vida de una persona.

Se que suena cruel, pero lo cierto es que el mundo funciona así. Intentamos “calificar” lo que nos rodea para prever en que situación nos vamos a encontrar en el siguiente momento. Es una forma de supervivencia.

Y este tipo de situación se dan también con las marcas. Cuando entramos a una web que no nos da confianza, cuando vemos una tarjeta que no parece profesional o cuando no nos están contando cómo funciona una empresa, nos estamos llevando una idea equivocada de la realidad. Nos están dando una mala primera impresión.

Pero si somos conscientes de que esto funciona así para todos, podemos aprovecharlo a nuestro favor y utilizar el branding para comunicar lo que somos en realidad. Así que recuerda:

ENTRA EN JUEGO TU REPUTACIÓN

El primer paso es admitirlo: todos tenemos una reputación. Sea buena o mala, de un tipo o de otro, la gente tiene una opinión sobre nosotros y nuestro trabajo. Esta reputación es especialmente importante en parte de las decisiones de compra. Cuando alguien no tiene claro si comprarte o no comprarte, tu reputación entra en juego porque es su forma de decidir si puede confiar en ti.
Y ¿sabes que se trabaja, entre otras cosas, con el branding? La reputación de las marcas. Lógicamente nadie puede ir y meterle la idea en la cabeza a tus clientes a base de martillazos de que tu eres el mejor del mercado. Pero si que te puede ayudar a dar luz a los puntos que son más interesantes para ellos y que de esta forma, tengas un lugar especial es su mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies